2º Aniversario “El Horno de Secastilla”

El 10 de agosto se cumplen dos años de la apertura del Horno de Secastilla en su nueva andadura. Para la ocasión, entrevistamos a Antonio Núñez, alma y cabeza pensante del negocio, que nos cuenta cómo ha llegado hasta aquí y cuáles son los secretos del éxito rotundo del Horno de Secastilla.

SECASTILLA: ¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo del pan y la repostería?

ANTONIO NÚÑEZ: Empecé trabajando como aprendiz en una pastelería con dieciséis años, y después de estar asalariado en cuatro hornos distintos establecí mi propio negocio, “Al Teu Gust”, que atendimos durante doce años en la ciudad de Barcelona.

S: ¿Por qué elegisteis Secastilla?

A. N.: Adquirimos una de las antiguas casas del pueblo, Casa Castán, y durante diez años estuvimos viniendo mucho por aquí. Es un lugar que siempre me ha gustado mucho.

S: En sólo dos años habéis abierto dos establecimientos al público, en Graus y en Barbastro. ¿Cuál es el secreto del éxito del Horno de Secastilla?

A.N.: La diversidad de nuestra oferta, la calidad y frescura de los productos, y sobre todo la atención al cliente por encima de todo. Queremos ofrecer lo mejor en todo momento. Además, la innovación es muy importante para nosotros. Intentamos ofrecer cosas distintas. Por ejemplo, el próximo 28 de agosto asistiremos a la feria OUTLET organizada en Graus por la Asociación de Empresarios de la Ribagorza con 25 clases distintas de pan.

S: ¿Algún adelanto?

A.N.: El pan del Rey Loco, elaborado con centeno y espelta. El centeno favorece la disgestión gracias a su alto contenido en fibra, y la espelta suaviza el punto amargo del primero. El nombre hace referencia a Luis II de Baviera, en cuya tierra el pan de centeno es habitual. Otra receta curiosa es el pan de coca-cola, que descubrí experimentando con los panecillos de Viena, intercambiando ingredientes.

S:  ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes que destacarías de la vida rural?

A. N.: Me gusta la tranquilidad, aunque trabajo mucho, pero aquí se está más tranquilo. Eso también se nota en la gente, en los clientes. En cuanto a los inconvenientes, hemos tenido algunos problemas con el suministro de materias primas, porque la distribución es complicada en estas tierras.

S: ¿Echas de menos Barcelona?

A.N.: Echo de menos a mi familia y amigos, y a todos los vecinos que durante años fueron clientes y todavía nos saludan por la calle cuando visitamos el barrio.

Antonio es un ejemplo para cualquier emprendedor. Las claves de su éxito no son ningún secreto: trabajo duro, pasión, creatividad, intuición. Desde la selección de la mejor harina hasta las originales creaciones a las que nos han acostumbrado para ocasiones especiales como San Valentín o Fin de Año, pasando por sus céntricos puntos de venta, nada se deja al azar en el Horno de Secastilla.

Al anochecer la actividad comienza en la calle del Horno. Durante toda la noche un equipo dirigido por Antonio trabaja para abastecer de pan, repostería y bollería fresca a buena parte de la Ribagorza, y del Somontano. El aroma del pan va llenando la calle, y tal vez alcance a aquellos hombre y mujeres que toman la fresca en la placeta Pedramigo. Cuando raya el sol, trasiego de cajas y furgonetas: hora del reparto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s